La sociedad colombiana continúa perturbada por las frecuentes y sistemáticas violaciones a los Derechos Humanas que se suceden a lo largo y ancho de nuestro país. Organizaciones criminales de diverso tipo persisten en una política de amenazas y exterminio de líderes sociales, fundamentalmente, quienes son reclamantes de tierras y/o luchan por reivindicaciones de sus etnias. Con el fin de silenciar las voces, se pagan por debajo de la mesa a violentos grupos criminales que se encargan de amenazar de muerte, para que en el término de la distancia  abandonen sus lugares de origen y cesen en reclamaciones.  Se trata de la mano negra y criminal de quienes no quieren bajo ninguna circunstancia, que los campesinos desplazados de sus parcelas vuelvan a ellas o adquieran tierras de los tres millones de hectáreas comprometidas con soluciones campesinas, de conformidad con los Acuerdos de Paz.

Leer más...

Los colombianos nos vamos acostumbrando a la presencia de diversos organismos internacionales en nuestro territorio y de estos, son dos los que más sobresalen por su presencia y compañía  sistemática en las zonas del conflicto armado, ayudándonos en las complejas tareas de encontrar la Paz y proteger los Derechos Humanos de nuestras comunidades en las agobiadas zonas campesinas, me refiero a la Misión de las Naciones Unidas y por otro lado, a la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de Estados Americanos MAPP/OEA.

Leer más...

Guardo un profundo sentimiento de aprecio y admiración por el departamento de Arauca, desde los tiempos de mi juventud trascurridos en Ocaña, mi patria chica. Lo recuerdo como una tierra bravía que le entregó a Bolívar y Santander sus legendarios llaneros para iniciar la Liberación de Colombia y Venezuela del yugo de opresión español, quienes se lucieron por su valentía y arrojo en batallas cruciales para la Independencia, entre ellas: el Pantano de Vargas y el Puente de Boyacá, que sellaron para siempre nuestra Independencia.

Leer más...

El 13 de agosto se cumplieron 18 años del brutal asesinato de mi querido amigo y compañero Jaime Garzón o Heidi, como cariñosamente lo llamábamos. Todavía, a pesar del tiempo transcurrido, no existe tranquilidad en mi corazón. Son muchas las noches y sobre todo las cercanas a su aniversario, donde me asalta el desvelo. Mi cerebro comienza a preguntar en forma insistente cual pudo ser, efectivamente, la causa para que los asesinos hubiesen decidido borrarlo de una vez y por siempre de la faz de la tierra.

Leer más...

En uno de los últimos reportajes, que  concedió el Presidente Juan Manuel Santos al periodista Yamid  Amat  y publicado en el diario El Tiempo del domingo 6 de agosto de 2017, fue categórico al decir que al terminar el plazo para la extracción de los contenedores de la ONU con las armas de las Farc, su significado es, enorme. “Es el fin de las Farc como grupo armado, es el verdadero fin del conflicto. Volteamos la página y podemos avanzar en la construcción de la Paz”.

Leer más...

Guardo una profunda admiración y cariño por las lideresas y los líderes sociales, así como por los  defensores de los Derechos Humanos. Los he visto trabajar con mística y fe en su causa,  con verdadera pasión  espiritual. Hacen su trabajo, como hormigas, en las más duras y difíciles situaciones. No importa si hay invierno cruel o veranos caniculares. Se riegan a lo ancho y largo del país para llevar la creencia de que es posible construir otro mundo, más humano y solidario del que nos tocó vivir. Enseñan la democracia como la vivencia política que nos puede sacar del pantanero social en el que hemos caído…en fin, son los portadores de un nuevo orden, donde los Derechos Humanos se convierten en los verdaderos estandartes de los nuevos y esperanzadores tiempos.

Leer más...

Tengo el convencimiento de que el país todavía no conoce la dimensión profunda del pensamiento social que acompaña al general(r) Oscar Naranjo, Vicepresidente de Colombia, quien afortunadamente, para las mujeres y los hombres de buena voluntad, vino acompañar al Presidente Santos en la titánica tarea de llevar a puerto seguro los esfuerzos que venimos haciendo en beneficio de la Paz y  la construcción de un nuevo proyecto de nación, marcado por el cumplimiento sagrado a los compromisos sociales.

Leer más...

En algunas paredes de Bogotá recientemente han aparecido mensajes  de rechazo hacia los acuerdos de Paz acompañados de símbolos y consignas fascistas.  En muros de calles, avenidas y universidades, se desarrolla una campaña de terror en contra de las aspiraciones de quienes apoyan la Paz y confían en que es posible construir  otro país para sus hijos al tamaño de nuestros sueños.

Leer más...

Vamos por la paz