La Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (CAHUCOPANA), denuncia ante la opinión pública nacional e internacional y ante los organismos gubernamentales y no gubernamentales, el robo del cual fueron víctimas varios campesinos y mineros que se transportaban hacia el casco urbano del municipio de Remedios (Antioquia).

Hechos

El día 31 de enero del año en curso, siendo aproximadamente las 2:40 p.m. en el sitio conocido como la llave, lugar de entrada de la zona rural al casco urbano de Remedios, seis hombres encapuchados quienes portaban armas cortas y llevaban su rostro cubierto, procedieron a detener tres carros que se desplazaban desde la vereda Lejanías, un carro que hacía la ruta desde de la vereda Cruz Bajitales y cuatro motos, después de interceptarlos, por medio de amenazas hurtaron todas las pertenencias con un valor de alrededor de 10 millones de pesos, entre oro, celulares y efectivo de los ocupantes, quienes estuvieron detenidos por una hora.

Manifestamos

En repetidas ocasiones la Corporación Cahucopana ha denunciado que con el inicio de la implementación de los acuerdos de paz con las FARC, organización guerrillera que tenía fuerte presencia en el nordeste antioqueño y que en cumplimiento de lo pactado está actualmente en proceso de reincorporación, se evidenció el aumento de inseguridad y la llegada de grupos paramilitares al área rural de los municipios de Remedos y Segovia. Con ello, las problemáticas sociales como las amenazas colectivas por medio de panfletos, el robo, la extorsión, amenazas, abuso sexual y el tráfico y consumo de estupefacientes ha sido una constante sin que hasta la fecha las autoridades hayan tomen medidas.

La corporación insiste en que las instituciones deben hacer una presencia integral en el territorio y no solamente militar, atacando las causas estructurales de la persistencia de los grupos armados que actualmente se disputan el control territorial en la región. Así mismo, la incertidumbre frente a la negociación con la guerrilla del ELN, mantiene con zozobra e inseguridad a las comunidades por la continuación del conflicto armado, por ello insistimos en la solución política, el retorno a los diálogos con la reactivación de la mesa entre el ELN y el gobierno nacional.

Exigimos

Al Gobierno municipal, departamental y nacional tomar las medidas pertinentes que brinden garantías y efectividad de los derechos de las comunidades del nordeste antioqueño, el derecho a la vida, la integridad física y psicológica y a la libre movilidad.

A las autoridades competentes iniciar acciones que conlleven a la identificación y desmantelamiento de los grupos paramilitares que hacen presencia en la zona, además de judicialización de aquellos que están causando tanto daño a la comunidad.

Solicitamos a la comunidad nacional e internacional, nos brinden su acompañamiento permanente en el seguimiento y monitoreo de la situación que atraviesan las comunidades que habitan zonas donde continúan existiendo problemáticas sociales y presencia de grupos armados ilegales.

Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (CAHUCOPANA)

Ver denuncia completa aquí


Vamos por la paz